Detrás de cada ojo hay un ser, y delante, él mismo.

Detrás de cada ojo hay un ser, y delante, él mismo.